Puro Vintage se trata de una Edición Especial que produce La Aurora con tabacos de un solo año cuando se da una cosecha excepcional y tras una largo añejamiento. Ésta es la última edición sacada al mercado, en 2018, con tabacos de 2007.

El cigarro es elegante y con gran tacto, muy balanceado. Y un aroma dulce y amaderado que muestra dos de las principales características del tabaco. La doble anilla es de calidad, bonita y llamativa. El largo añejamiento nos da un tabaco muy rico en matices, sin sabores primarios muy marcados que tapen a los secundarios, lo que da lugar a un cigarro muy completo y rico en matices, con cierto grado de complejidad.

Es un tabaco con buena evolución sin giros bruscos, con una combustión excelente y una ceniza más que correcta para lo complicado del formato. De fortaleza media a media-alta, el comienzo es tranquilo y es en el segundo tercio donde comienza a mostrar más cuerpo y matices. Los tabacos dominicanos le aportan la madera, frutos secos y cuero, mientras que el tabaco brasileño le aporta dulzor, toques florales y frutales-cítricos. Un tabaco que fumado con tranquilidad supera la hora y media de fumada. .
Tras fumarlo en varias ocasiones (un mínimo de 5 veces), chocolates con alto porcentaje de cacao, incluso aquellos con naranja amarga, y los Portos Twany (mezcla de vinos de varias añadas y larga maduración) son los mejores compañeros de maridaje.

Un tabaco totalmente recomendable, más aconsejable a fumadores experimentados que noveles (más por complejidad y posibilidad de disfrutar todos los matices que por dificultad o excesiva fortaleza). Un tabaco que 'vale' más de lo que cuesta y, posiblemente, una de las mejores Ediciones Limitadas de tabaco dominicano que existen.