Llega el primer certamen de Calaveritas Literarias a Tabacos Puros Magazine. Una tradición que sin duda hará las delicias de los aficionados. Si algo nos une en el mundo iberoamericano es, como dice un dicho catalán, que nos reímos del muerto y de quién lo vela. ¡Y vamos a demostrarlo!


La calaverita literaria es una composición tradicional Mexicana, que se hace de forma picaresca y chusca mediante versos y rimas, en un tono pícaro o irónico sobre una persona, quien bien puede estar aun viva o sobre alguien que ya haya fallecido. Esta expresión literaria es utilizada en las fechas cercanas a la festividad del día de muertos.


En una calaverita literaria se hace alusión a algunas características de la persona a quien es dedicada, pudiendo ser tanto cosas referentes al físico de la persona, su profesión, gustos, aficiones etc. Está estructurada en forma de epitafio, regularmente mediante versos o simples rimas. También existen calaveritas que aluden a un suceso, personalizándolo y dándole una satirización similar a la que se utiliza con personas.


Para participar solo tienes que enviar tú Calaverita bajo seudónimo a: redaccion@tabacospuros.com (incluyendo teléfono de contacto e Instagram si lo hubiera)


El plazo de participación se cerrará el Jueves 5 de Noviembre de 2020 y el ganador se anunciará el Viernes 6 de Noviembre de 2020.


Y para rematar, gracias a Buenos Muchachos, el ganador de estas primeras Calaveritas Literarias de Tabacos Puros Magazine recibirá un sampler de estos buenos tabacos mexicanos.

Ya solo queda encender un buen tabaco y poner negro sobre blanco.

A modo de referencia para los menos familiarizados con esta expresión, dejamos aquí la Calaverita que dedicó este año el gran Víctor Luis Garza al fundador y director de Tabacos Puros Magazine: Dídac Alcalà Soler.

Con cariño para mi hermano del alma Dídac.

Con tabacos y con rones
en su tumba despidieron
fue allá por Tarragona
tan inusual el entierro.


Nadie sabe nadie supo
que fue lo que lo mató
dicen que fue de un susto
lo que su vida acabó.

Pobre Dídac, ¡ay que feo!
que feo que se murió,
con los ojos cómo plato
y la boca en forma de "O".

Parece que vio a un muerto
O al mismo Pradito en persona
esa cara de feo espanto
no se había visto en la zona.

Yo les voy a develar
que fue lo mató
fue tan tremendo su susto
cuando abrió su humidor.

Tenía doscientos cohibas
encontró las capas pardas
estaban llenos de hoyos
¡se los comieron las larvas!

@valmontvanilla

Pueden leer más Calavertitas como esta en www.foropuros.com